15 may. 2016

Eurovisión 2016



Sorpresa había sido el año pasado
Este año lo medí especialmente. Vi las semis, escuché todas las canciones y leí con atención todos los pormenores (tanto los musicales como los políticos)

Nuevamente amparados en sonidos conocidos y cada vez mas alejados de los idiomas originales de cada país concursante. En las últimas dos ediciones no hubo espacio para números estrafalarios (aunque sí algunos estaban mas cerca del Cirque Du Soleil) y mucho menos autóctonos: salvo un tramo de la canción de Francia y la participante de Macedonia , el resto (incluyendo a España por primera vez en 60 años) optaron por cantar en inglés

Eso genera momentos poco felices como las pronunciaciones precarias de los representantes de San Marino (un Leonard Cohen de ascendencia turca), de Estonia y hasta la pueril letra del ruso Sergei Lazarev, que parece sacada de un traductor de Google
  
Por eso, esta semana y sin transmisión via cable a América Latina la opción fue seguirlo a través de la web oficial

Después de 60 años de votación inalterable, a los organizadores se les ocurrió agregar suspenso dándole el poder de definir al voto de la audiencia, casi emulando nuestro ShowMatch vérnaculo

 Ese giro terminó sacándole el título a la representante de Australia (Australia en Eurovision? Sí, los invitaron por segundo año consecutivo) que con una poderosa power ballad y una gran performance había sido la ganadora al final del repaso por cada uno de los 44 paises (cada país otorga 12 puntos al mas votado y luego en decreciente 10-8-7 y hasta llegar a 1)

Esa votación , la original, le daba la victoria a Dami In, nacida en Corea, con más de 100 puntos de ventaja. Pero luego el televoto hizo estragos dando vuelta toda la tabla, al punto tal de que Polonia, quien había salido último con 7 puntos, con el ayudín del teléfono terminó ingresando al Top 10

Y le dio el triunfo a Ukrania, con una canción que increíblemente pasó el filtro de la censura política (si señora, Europa es así, puede censurar una letra por un contenido político inconveniente pero al mismo tiempo abre el show del sábado con un “musical sobre los refugiados”). Censura que le valió un tirón de orejas a la participante de Armenia, por mostrar en semifinales la bandera de una región separatista

Lo cierto es que la letra estaba dedicada a los tártaros de Crimea, que sufrieron deportaciones masivas en "1944" (tal el título de la canción) por orden del estalinismo. La actuación, casi al borde del llanto y con alta dosis de afectación por parte de la ucraniana Jamala, no hizo mas que profundizar el disgusto de la comitiva rusa (además de aquel hecho histórico, recordemos el clima de tensión que vive la región por los avances de Vladimir Putin en territorio ucraniano en los últimos dos años) 

El final dejó un gusto agridulce. El Top 5 elegido por los jurados representaba mejor lo visto en el escenario: Australia, Ukrania, Francia, Malta con Rusia y Bélgica compartiendo el quinto lugar

En el televoto, la ucraniana tampoco ganó, fue segunda, pero la combinación de ambos le dieron la corona


Como en un Mundial, lo que se teje por atrás es tan o mas importante que lo que ocurre en escena/cancha. Y para los europeos, Eurovisión es su Mundial de Música . Un Mundial que políticamente empieza a jugarse fuera de sus fronteras : asi como ingresó Australia el año pasado, esta edición  fue la primera vez que pudo verse en directo en Estados Unidos, con intervalo de Justin Timberlake como invitado incluido

Mientras tanto, en Argentina, un nuevo ShowMatch comienza….






23 abr. 2016

Prince (1958-2016) - Discografía revisitada



Cuanto mas rápido se quiera escribir el obituario y la reseña histórica de
PRINCE, mas errores se van a cometer y mas injusto uno va a ser.

No hay manera de que todo lo que merece ser contado, entre en una crónica
Entonces desordenemos y armemos su historia, de la misma manera que lo hizo él con la música.

Prince fue la mosca (ni blanca ni negra, púrpura) de la explosión pop de los 80. Capaz de no solo sentarse a la mesa de sus maestros (Hendrix, Sly Stone, James Brown, George Clinton y alguno mas que ahora se me escapa) sino de subirse a ella en taco aguja y pegarles cuatro gritos.

A diferencia de muchos otros que ven crecer su figura y ego a medida que
venden mas y mas discos, PRINCE ya era así de chiquito. Solo puso la firma cuando se aseguró que una disquera (Warner) le diera total control sobre su música.
Y para que quedara claro, le hizo saber al mundo que él tocaba todos los
instrumentos en cada disco que lanzaba

El comienzo fue para sentar las bases: For you (1978), Prince (1979) y Dirty Mind (1980) son la primera fila de ladrillos sostenida en la influencia de la música disco y el funk con gemas como "I feel for you" (hecha hit por Chaka Khan años despues), "When you were mine" y "I wanna be your lover", su primer hit
Por otro lado, la impronta de las tapas ya iba avisando que se venia la maroma: en una, pelo en pecho y brushing capilar. En la otra, slip entangado y si te pones mirón, vello púbico

El tema era que, pese a las buenas críticas, las ventas no acompañaban semejante grado de independencia y Warner empezaba a desconfiar de qué tan grande podía ser el jovencito

Vestirse para la tapa de Controversy (1981) tampoco fue la solución y canciones como "Do me, baby" y la tapa del single "Controversy" (otra vez en slip, en una ducha y con un crucifijo al lado) lo ponían en la línea de la censura cuando aquella Norteamérica empezaba a sentir el conservadurismo político del gobierno de Ronald Reagan

A todo esto la mente afiebrada del moreno empezaba a dispararse en otras direcciones. De esa revolución musical interior nacía THE TIME, su deseo de formar una banda a la usanza funk de los 70. Obviamente les compuso, les produjo sus discos y los llevó de gira. Con ellos patentó el sonido Minneapolis, que años despues dos integrantes de TIME, Jimmy Jam y Terry Lewis
tradujeran en el New Jack Swing, subgénero vital para entender la música pop de finales de los 80

Tambien le daba vida a Vanity 6, un trío femenino que salian a escena en stilettos y lenceria abriendo sus shows (con The Time tocando atras de una cortina)

Cuando 1999 (1982) amagaba con correr la misma suerte y el primer corte (aquel que bramaba por irse de fiesta hasta el fin del milenio) no lograba hacer pié en el Hot 100 apareció un golpe maestro y ese fue "Little red Corvette", piedra preciosa guiada por una maquina de ritmo y la voz eroticamente susurrada de Prince.
Amparado en el éxito de Billie Jean y Beat it, las radios y sobretodo MTV  encontraron en el enano un buen contrincante de Michael Jackson. Y "Little red Corvette" fue junto a los de Michael, los primeros videos de artistas negros en ser difundidos masivamente por la cadena

 Y la explosión. Purple Rain (1984) era todo lo que se esperaba: una enciclopedia musical de exuberancia minimalista. Arreglos vocales, inflexiones y estridencia sexual descontrolada empaquetadas en un funk de relojería, secuenciado en los discos y explosivo en los vivos
Una estocada atras de la otra, desde el solo musculoso de "Lets go crazy" al frenético sequencer de "I would die 4 U" pasando por ese golazo al ángulo de "When doves cry" hasta el crepúsculo mágico de "Purple Rain"
Pero no venia solo. Venia con película incluida, donde aparecia todo el universo púrpura: él, The Revolution (su banda, ahora con entidad), The Time, Apollonia (su nueva protegida) y el club (el First Avenue en este caso), todos al calor de una escena que salia de los lugares habituales New York y Los Angeles y ponía en la mira de todo un país a Minneapolis

Cuando se esperaba una retirada a cuarteles de invierno para contar billetes, PRINCE seguia produciendo canciones mientras giraba con el disco. Ahí llego Around the world in a day (1985), sin publicidad a pedido del autor y con guiños beatles tanto en su tapa como en canciones como "Rapsberry beret" o "Painsley Park" (una que podria haber cantado Lennon tranquilamente),
la participación de su padre jazzero y la primer canción ("America") donde comparte autoria con todo su grupo
Mientras, seguía sacando conejos (en este caso, conejita) de la galera. Ahora era el turno de Sheila Escovedo, baterista y percusionista a la que Prince le compuso , produjo y le armo una superbanda para girar

Luego vino Parade (1986) y una nueva pelicula (Under the cherry moon) que expanden la paleta sonora ("I wonder you" y "Do you lie" se destacan) pero que casi hubieran pasado desapercibidos si no caia "Kiss" como un bombazo

Y para sumar omnipresencia en las radios le cede una canción a The Bangles, con una historia particular detrás.
Prince había quedado impresionado con el disco debut del cuarteto femenino y se contactó con ellas porque tenia un tema que podría cuadrar en su sonido
Prince les envió un demo con toda la parte instrumental de "Maniac monday" ya ejecutada por él.
"Solo tienen que cantarla" les dijo
Las chicas, ofuscadísimas, se le pararon de manos y le dijeron que de ninguna manera harian la canción si no eran tocandola ellas
Finalmente el petiso accedió no sin antes agendarse a la hermosa cantante Susanah Hoffs en su largo listado de conquistas
(Ah, la canción solo llegó al Nª 2 del Hot 100. Esa misma semana el Nª 1 era "Kiss")

En que momentos grabó Sign o`the times (1987) no lo sé, solo sé, sin necesidad de reescucharlo, que Prince buscó deliberadamente el disco que lo trascienda. Y lo encontró en su período mas oscuro, no a nivel personal, sino al creativo: discos incompletos con Revolution, otro para un alter ego femenino llamado Camile y un disco paralelo de funk instrumental
Adentro, el ABC de la música negra ahora incluía la P: el apocalipsys urbano de la tapa aumentado en ese derrotero a la "Wild side" de Lou Reed que era la canción que da título (sin video para que la gente atienda la letra) o el groove demencial de "Housequeake" y "U got the look" y explicandole a la nueva generación cual era el camino ("The ballad of Dorothy Parker" "Slow love" y "Adore")

Luego vendria Lovesexy (1988) con su portada donde angelicalmente desnudo invitaba a embolsarla como una revista porno y la banda de sonido paralela para el regreso de Batman (1989) y esa batidanza que ofuscó a mas de uno
Graffiti Bridge (1990) fue nuevamente disco y película. Y otra vez con la misma temática de rivalidad con The Time y un club de por medio

Pero 1990 fue el año de "Nothing compares to you", una canción que Prince le habia dado a otro de sus satelites, The Family, años atras y que ahora la irlandesa Sinead O´Connor transformaba en una lágrima planetaria
Esa gira lo trajo a Buenos Aires por única vez (la leyenda y las verdades son tan grandes que merecen otro posteo) mientras los popes locales Garcia y Paez admitian su fanatismo por él

Cuando parecia que la nueva década lo absorveria y no podría sostenerse al lado de la nueva camada, se despacha con "Diamonds and Pearls" (1991), editado un mes antes que el Dangerous de Maikol, un tour de force multidireccional: jazz ("Strollin"), rap y hip hop ("Get off" y "Jughead"), funk ("Push"), soul ("Money dont matter 2night") y la majestuosa página que da título a dúo a Rosie Gaines

Todavia estaba sonando el último corte, aparece "Sexy MF" para empezar a enrarecer el aire: la incontinencia musical de PRINCE ponia en guardia a Warner. Love Symbol (1992) era una continuación del anterior con canciones gloriosas como "Damn U" o "7" y autohomenajes como "My name is Prince" pero no contento y ya buscando deliberadamente liberarse de la disquera les manda otro disco, Come (1994), y les facilita la salida del Black Album cancelado a último momento 7 años atras

Cuando Warner ya no queria editarle nada, no le queda otra que lanzar esa belleza llamada "The most beautiful world in the world" en su propio sello y haciendose llamar El Artista antes conocido como Prince. La canción es su mayor éxito en los 90 y  seria incluida en The Gold Experience (1995), otro paso irregular pero que con canciones como "Shy", la inolvidable "I hate U" y "Gold" que lo siguen poniendo a la vanguardia (al final de "Endorphinmachine" la voz de su primera esposa Mayte Garcia anunciaba en español "Prince ha muerto")

Aquí todo se vuelve confusión como el título de su disco siguiente Chaos and Disorder (1996), orientado a las guitarras. En los videos y presentaciones, un SLAVE (esclavo) cruzaba su mejilla derecha. La batalla legal con Warner llega a su fin y para festejar PRINCE lanza !un disco triple! con la intención de dejar una huella perdurable como lo había sido Sign O The Times una década atrás. El disco esta atravesado por su casamiento y paternidad (su hijo nació con una enfermedad congénita y falleció a la semana de vida) y pese a lo largo y convencional tiene perlas como "Holy river" y el cover (primera vez que Prince incluye covers en un disco) de "Betcha by gooly wow" de los Stylistics

Antes del final de la década quedaría espacio para NewPower Soul (1998) y Rave Un2 the Joy Fantastic (1999) antes de entrar en un silencio que se cortaria con Musicology (2004), un regreso a las fuentes del soul que junto a 3121 (2006) y Planet Heart (2007) lo vió rodeado de nuevos-viejos amig@s como Sheila E, Candy Dulfer y Maceo Parker

La llegada de los 50 lo hicieron mas  mas sociable y abierto que antaño, dando entrevistas, giras y la distribución de sus discos a diarios, inclusive regresando a Warner para la edición de sus últimos discos Plectrumelectrum (2014) junto a su nuevo trio femenino  y HITnRUN Phase One (2015), editado a través de Tidal, la nueva plataforma digital a la vez celoso de que ni su música ni sus videos estuvieran ni en Youtube ni Spotify

La historia que para algunos artistas y bandas alcanzaría con un par de horas, aquí costó dos días reseñar
Seguro quedaran cosas afuera, muchísimas
La verdad quedó en sus discos y en varias horas de canciones inolvidables
Larga vida al Príncipe



15 mar. 2016

New Order - Music Complete (2015)




Momentos definitorios se dan en las bandas cuando sufren la salida
de un cantante. Por lo general, suele ser el final del grupo
Complicado es cuando el que se va es un guitarrista.
De acuerdo a cada banda, en buena parte de los casos, se busca uno nuevo pero ya no es lo mismo, empiezan las comparaciones y todo se transforma




No hay muchos grupos en la historia del rock que sufran por la partida de un bajista...
Me viene a la memoria PINK FLOYD. Tal vez ustedes recuerden alguno mas

El caso de NEW ORDER es particular. La impronta de PETER HOOK ha sido determinante en la historia del grupo, arriba y abajo del escenario

Ninguno de los que estuvimos en aquel show en el Club Ciudad de noviembre de 2006 teníamos noticias que sería el último de Hook en la banda. 10 años después y hasta nuevo aviso de reconciliación, lo fue...

MUSIC COMPLETE es la respuesta a esa salida.
El primer disco sin Hook salva casi todas las dudas. El alma de los manchesterianos sigue dando muestras de buena salud.
Para ello, estimo que apelaron al viejo axioma "regreso a las fuentes" a la hora de entrar al estudio. Por dos razones
Una, por la firma con un sello histórico en la independencia como MUTE (aun con sus lazos a EMI y Warner de la última década), que nos recuerda los años de Factory
La otra, una busca deliberada de sonar al NEW ORDER de siempre: del electrónico de "Blue Monday" y TECHNIQUE (1989) pero también el que coquetea con las guitarras como en "Regret" (1993) y "Crystal" (2001)

Entre las últimas, estaría "Academic", una cabalgata de acústicas, eléctricas, batería que repiquetea y BERNARD SUMNER susurrando una de amores incompletos
Y también la que abre, "Restless", un resumen de carrera: STEPHEN MORRIS pegando como si el post punk recien empezara, TOM CHAPMAN cubriendo el espacio de Hooky sin ningún pudor y esos estribillos cantados por Sumner que son una marca de fábrica y hoy realzan con el regreso de GILLIAN GILBERT en los teclados, después de una década de largas vacaciones en la campiña

Entre las primeras, "Plastic", un crescendo de casi 7 minutos, deudora incobrable del Moroder de "Love to love you" (con Donna Summer) y a la soundtrack de Expreso de Medianoche

En el medio "People on the high line": pianito Hacienda, rave, drogas y a bailar hasta que llegue la policía
Y para el cierre aparece "Superheated", una bonita canción con Brandon "Flores" llevandosé el ADN, en una que Sumner casi llega al rango de su amigo Neil Tennant

Mención para los invitados: Elly Jackson de LA ROUX actuando de catalizadora en "Tutti Frutti", Tom Rowland de CHEMICAL BROS  quemandole el piso para que Sumner corra afiebrado sobre las brasas bailables en "Singularity" y el monje punk Iggy Pop haciendo las veces de Vincent Price en "Stray dog" una que podría calzar justo en un spaghetti western electrónico

NEW ORDER muestra las medallas, las cicatrices y nos deja ver que también hay vida cuando un bajista se va

11 feb. 2016

Duran Duran - Duran Duran (aka The Wedding Album) (1993)

Esto sí que fue una sorpresa.
Este disco fue llamado DURAN DURAN por sus integrantes aunque luego, para evitar confusiones con el primero y por las fotos de la tapa, se lo reconociera como WEDDING ALBUM, pero en realidad deberían haberle puesto THE AVE FENIX ALBUM.



Después de un periodo de desconcierto general impulsado por las malas ventas (que casi hacen separar al grupo) de sus dos últimos albums (los mejores de la nueva formación),  Duran Duran renace a la consideración masiva con un par de canciones: mas alla de los méritos de un disco bastante parejo, ORDINARY WORLD es la que devuelve el espíritu al cuerpo: una melodía atrapante desde la inspirada guitarra de Warren Cuccurullo y un Simon LeBon conmovedor al que uno le cree cuando dice que "no llorare por el ayer, este es un mundo ordinario". Una de las canciones del año y de las mejores de la carrera del grupo

Si a esta le sumamos el otro pico del disco, la cautivante COME UNDONE, podemos llegar a pensar que DD se volvió hacia el pop adulto. Error. El resto es un peldaño mas en la escalera que cimentaron con "BigThing" (1988) y siguió con "Liberty" (1990): un power pop donde el uso de las maquinas y syntetizadores se hace mas evidente (cortesía de Nick Rhodes) y la mezcla final, salvo en algunas canciones, homogeiniza demasiado el sonido.

El disco trae algunas sorpresas como el duo bilingue con Milton Nascimento en la luminosa BREATH AFTER BREATH o el sobrio cover de FEMME FATALE de Velvet Underground y una actualización del pop bailable que los caracteriza con DROWNING MAN 
Asi como en Big Thing (la canción) se metían con "la basura del sistema", aquí redoblan la apuesta: en TOO MUCH INFORMATION, LeBon dispara municion gruesa sobre MTV y todos los que los pusieron en la cima pop solo para después destrozarlos y en TO WHOM MAY IT CONCERN le dan duro y parejo a todos los abogados, cuervos y ejecutivos de compañía que los rodearon en los últimos años

El disco flaquea hacia el final pero el objetivo esta mas que cumplido, Duran Duran revive sus días de popularidad mundial con un disco, que sin llegar a las alturas de RIO, no solo no defraudara a sus fanáticos sino que también les dará muchos nuevos


NdeR. escrito en 1998